Gobierno de EU deniega libertad bajo palabra a Oscar López Rivera

Por Nelson J. Escudero

PR Indymedia –  La Junta Federal de Libertad Bajo Palabra le negó el pasado 18 de febrero la libertad condicionada al prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera. La injusta decisión estuvo en manos de los cuatro comisionados: el presidente de la junta, Isaac Fulwood; Cranston J. Mitchell; Patricia Cushwa y Patricia Wilson Smoot. Todos, con excepción de Cushwa, son nombramientos hechos por el presidente Barack Obama. La JFLBP resolvió que Oscar debe esperar 15 años más para volver a peticionar su libertad o extinguir su sentencia, lo que ocurra primero. El compañero Oscar López cumplirá en mayo 30 años de cárcel tras ser convicto de “conspiración sediciosa” por supuestos vínculos con la organización clandestina Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN). A principios de enero, el oficial examinador del Buró de Prisiones Mark Tanner, determinó que recomendaría que a López Rivera, de 68 años, se le niegue la libertad bajo probatoria y que cumpla otros 12 años de cárcel. Ese oficial sostuvo que la liberación de Oscar le “restaría seriedad a las faltas cometidas por éste”. La arbitraria recomendación de Tanner fue parte de una audiencia en la que participaron López Rivera, su abogada Jan Susler, así como un ex agente del FBI y familiares de víctimas del ataque de 1975 de las FALN en contra del edificio Fraunces Tavern de Nueva York, que provocó cuatro muertos. Varios ex prisioneros políticos denunciaron el pasado 28 enero frente al Tribunal Federal en Puerto Rico que la decisión adversa de Tanner intentó que Oscar admitiera participación en los hechos de ‘Fraunces Tavern’, evento por el cual nunca se le ha acusado ni ha resultado culpable. Quedó demostrado, según los luchadores independentistas, que el Buró de Prisiones deliberadamente intentó torpedear la justa liberación del prisionero político puertorriqueño que más años lleva encarcelado debido a sus actividades en la lucha por la independencia de Puerto Rico. En una decisión que ignoró abiertamente la voluntad de miles de puertorriqueños y personas creyentes en la justicia y los derechos humanos, la Junta pasó por alto toda la evidencia que establecía que Oscar cumplía con todos los requisitos para su libertad. Entre las voces ignoradas se encuentran congresistas de EEUU, legisladores de Nueva York, Illinois, Ohio y Pensilvania; políticos puertorriqueños, el Colegio de Abogados de Puerto Rico, el National Lawyers Guild, la Asociación Americana de Juristas, organizaciones religiosas y comunitarias, artistas, deportistas, académicos y miles de trabajadores. Oscar López Rivera fue arrestado en 1981 en Chicago, EE.UU. Actualmente cumple una exagerada sentencia de 70 años en la prisión de Terre Haute, Indiana. En 1999, el entonces presidente Bill Clinton le otorgó clemencia, condicionada a que estuviera otros 10 años en prisión y renunciara a su derecho de utilizar la violencia revolucionaria para luchar por nuestra independencia. Oscar la rechazó denunciando que no se ofreció ese beneficio a otro prisionero político, Carlos Alberto Torres, quien fuera liberado en julio pasado. El Comité Pro Derechos Humanos de Puerto Rico (CPDH) gestó y promovió una intensa campaña de envío masivo de cartas a la JFLBP solicitando la liberación incondicional de Oscar debido a la desproporcionada condena impuesta en su contra. Animaron a los sectores solidarios del pueblo puertorriqueño a unirse a dicha campaña que en gran medida presionaría al gobierno de EEUU a retroceder en su empeño imperialista de criminalizar y encarcelar luchadores por la libertad. En vista de la desafortunada decisión del gobierno de EE.UU., el CPDH agradeció al pueblo puertorriqueño y a la diáspora boricua por participar de esta campaña, sin embargo insistieron en que existe la necesidad apremiante de incrementar la presión al presidente Obama para que libere incondicionalmente a Oscar. Manifestaron su deseo de que más sectores se unan a este justo reclamo y logremos de una vez y por todas excarcelar al compañero. Además de Oscar López, actualmente queda encarcelado Avelino González Claudio quien podría extinguir su condena en octubre de 2012. Los socialistas reclamamos la liberación inmediata de nuestros prisioneros políticos como parte fundamental del proceso descolonizador de Puerto Rico. Es imprescindible para rescatar nuestra soberanía de manos del imperialismo norteamericano, que nos sumemos al esfuerzo unitario de liberar a nuestros compañeros que aún quedan detenidos en cárceles norteamericanas por sus actividades en la lucha por nuestra independencia.

Artículo relacionado: Oscar López Rivera y la lucha por la liberación Nacional  Ver también: Oscar López Rivera: Hermano de la lucha y la esperanza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s